Nosotros

NUESTRA-MISION

En Joneal queremos fortalecer el gremio cafetero de Angelópolis Antioquia con actividades turísticas relacionadas al café, la ecología y el desarrollo de productos que incrementen valor agregado a la canasta familiar colombiana. Apoyados del mercado turístico que en este momento se encuentra en crecimiento, esperamos poder incrementar el consumo de café de calidad en Colombia, promover visitas que enriquezcan el buen nombre del café de Colombia en el mundo y generar curiosidad en extranjeros sin discriminar cultura, raza o sociedad. Aspiramos que en 5 años el 30% de los agricultores de café de la región estén vinculados y activos en este proyecto. Nuestra página web, las redes sociales y campañas publicitarias en Google serán nuestras principales herramientas para lograr alcanzar las metas. Finalmente esperamos poder crecer de manera estructural para vincular más personas a esta empresa generando empleo y calidad de vida para todos.

NUESTRA-VISION

Para el 2024 Joneal será líder operativo para cafés tostados en la región, ofreciendo calidad y asesoría en cultivos y beneficios. Además seremos el principal foco turístico y cultural de Angelópolis, entregando experiencias cafeteras y productos desarrollados por los agricultores del municipio.

Nuestro propósito es ofrecer un café de calidad, educar consumidores, jóvenes, adultos, mayores y extranjeros a conocer el esfuerzo y compromiso de los campesinos, no solo para entregar un buen café sino también para hacerlo de manera responsable y sana con el medio ambiente.

Todo comienza con el sueño incesante de don José y Doña Nena. Una pareja trabajadora de ciudad, nacida en Armenia Quindío con dos hijos (Alicia y Andrés) y el deseo de tener finca. Su sueño se hace realidad luego de trabajar durante muchos años! Don José se jubila y toma la decisión con su esposa de hacer lo que siempre quiso. Al comprar la finca buscan la manera de hacerla productiva y es aquí cuando deciden estudiar. Se presenta la oportunidad de aprender a cultivar café; Su esposa Dona Nena ha sido una mujer trabajadora y arriesgada que siempre piensa en grande haciendo las cosas bien! Deciden invertir primero en el cultivo, después en la despulpadora, luego en la marquesina y así! Una cosa lleva a la otra! Y cuando menos pensaron tenían un sistema de beneficio ejemplar. Luego de un tiempo!

Su hijo Andrés pierde su empleo a causa de una estafa familiar que los lleva a una crisis económica desastrosa. Doña Nena y Don José preocupados por la difícil situación deciden hacer un gran esfuerzo y piden a los bancos créditos para invertir nuevamente en un proyecto que después daría lugar a la segunda etapa de una empresa que surge del amor, dedicación, unión y fe.
Hoy tenemos una empresa que ofrece café de calidad, empleo, cultura y una experiencia familiar para todos. Seguimos esforzándonos por aprender y entregar un servicio en el que todos nuestros clientes valoran. Esperamos continuar creciendo, cumpliendo las metas y los sueños que claramente Doña Nena y Don José muestran con hechos de que si es posible lograrlo con trabajo honesto, dedicación, amor y fe.